La llegada de un bebé, el nacimiento de un hermanito, separaciones, familias re.estructuradas

Cuando llega un bebé a nuestras vidas muere esa relación de pareja de dos que teníamos, para dar lugar al nacimiento de una familia y esto implica un inmenso e inconmensurable cambio!

Cuando nace nuestro segundo hijo, esa estructura familiar a la que nos habíamos acomodado se vuelve a desestabilizar, provocando movimientos profundos e intensos y muchas veces difíciles en mamá, en papá, pero sobre todo en el hermanito que por primera vez vivirá el duelo de la pérdida de ese lugar de privilegio y mirada exclusiva. Si llegara un tercero y un cuarto hijo, todo se mueve aún más.
Si decidimos separarnos como pareja pero seguimos siendo padres, transitar los caminos de la reorganización familiar, y acompañar -con nuestro propio dolor-  el sentir y la frustración de los niños no es una situación fácil…
Ni mucho menos fácil es encajar , cuando decidimos formar otra familia con parejas con hijos, esos iniciales momentos…
Os propongo un espacio para compartir esas cuestiones que nos ayudarían muchísimo tener bien claras en esos momentos de cambios, de manera que podamos re-ordenar nuestros sistemas adecuadamente y fortalecernos desde las dificultades que vayamos atravesando….
Viernes 10 de junio, de 17 a 19:30hs en La Caseta, Mateu 16 Bcn.

Apúntate a esta actividad

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Mensaje Adicional